Fomentar el hábito y el gusto por la lectura es contribuir a mejorar tanto nuestra vida profesional, como la personal. Leer nos enriquece y nos puede proveer herramientas para cualquier situación que se nos presente. Sin embargo, la realidad a nivel mundial es que de cada 10 personas, a 4 no les apasiona o les aburre, y del restante, a 5 les gusta, pero no logran leer la cantidad de libros que quisieran concluir por “falta de tiempo”.

PROCRASTINAR - INKTELIGENZPero… ¿no te has fijado si el problema radica en tu forma de administrar el tiempo? ¿Pasas más tiempo procrastinando en las redes sociales, o “fantaseas” sobre lo que harás en el futuro 2 y 3 veces al día?

Si te identificaste con algunas de las preguntas anteriores, te exhortamos a  tomar 10 minutos de tu tiempo y leer detenidamente esta publicación que hicimos para ti.

Antes de todo, como mencionamos más arriba, administrar el tiempo es un factor importante para poder lograr cualquier meta que tengamos.

Aprovechando la llegada de un nuevo año, te damos algunas pautas a seguir que te ayudarán a organizarte, planificar y así lograr incluir, entre todas tus actividades, un plan de lectura.

Busca el problema.

Detente un momento y analiza qué es lo que más te roba el tiempo. Luego, anótalo y reestructura tus hábitos.  De esta forma empezarás a omitir, priorizar y a la vez, a asumir actividades que realmente corresponden con tus objetivos. Esto incluye: no procrastinar (navegar en las redes sociales y responder mensajes de WhatsApp con tiempo determinado o, si es preciso, apagar el celular mientras realizas tus actividades; ya luego tendrás tiempo libre para ello).

Organiza actividades.

Puedes utilizar una agenda física o herramientas digitales (calendarios y aplicaciones de tu dispositivo móvil o computadora), pero es CRUCIAL que anotes y programes tus actividades. Recuerda distribuir y priorizar. ¡Esa es la clave!.

Enfócate y comienza.

Muchas veces haces un plan de acción que te puede llevar a lograr tus objetivos o parte de ellos, pero te pasa como a la mayoría. ¡Sí!, no eres la única persona que espera el “momento perfecto”. Luego, el tiempo pasa y el plan que tenías ya no funciona por alguna razón, ya sea externa o interna. Una característica de las personas que desean y que logran sus objetivos es que se enfocan y bloquean los pensamientos negativos, y ¡claro! saben que el momento es AHORA.

Disfruta el proceso, no hay prisa.

Es cierto que visualizarnos logrando esa meta anhelada nos llena de motivación. Sin embargo, si nos pasamos el tiempo pensando en el futuro, no podremos disfrutar y atender situaciones en el presente. Por lo tanto, debes planificar y disfrutar de las actividades que haces cada día pues éstas son las que te llevarán a lograr tu meta.

No subestimes ni te saltes actividades.

A veces piensas que una actividad te tomará menos tiempo del que realmente te toma, y empiezas a hacer otra o peor aún, te surge un imprevisto que puede esperar, pero dejas tu tarea para después y no priorizas. Luego, te llenas de ansiedad y estrés por no poder cumplir a tiempo, o tener que hacerlo todo rápido. Lo mejor es que evites esta situación. Si te surgió un evento o imprevisto que puede esperar, respira, enfócate, concluye y luego pasa a resolver el asunto.

¡Bien!

Ya que conoces las pautas para lograr tener más tiempo y equilibrar tus actividades de acuerdo a tu ritmo, a continuación te compartimos la forma de crear un plan de lectura.

PLAN DE LECTURA INKTELLIGENZ

1. Identifica que tipo de lector eres.

Para todo hay categorías, y los lectores no son una excepción. Si aún no has identificado qué tipo de lector eres, esta es tu oportunidad.

TIPO DE LECTORES | PLAN DE LECTURA

2. Investiga cuáles libros debes leer.

Puede que tengas la meta de simplemente leer más o, por ejemplo, eres publicista y una de tus metas para el 2018 es ser el/la mejor en tu área, y debes leer alrededor de 45 libros que tengan que ver con marketing interactivo o publicidad digital. En este caso, lo recomendable es que investigues de acuerdo a tus gustos y prioridades, cuál escritor te parece mejor o con cuáles compartes visión y motivación. También debes verificar qué libros son “clásicos” en tu área que no puedes obviar, o son novedad o tendencia. Hay muchas formas para investigar, ya sea a través de un amigo que esté más familiarizado con el tema o a través de nuestra salvación: ¡GOOGLE!

También te gustará  “5 RECOMENDACIONES PARA ORGANIZAR TU LIBRERO”

3. Mantente activo.

No solo en libros encontrarás “eso” que necesitas. También puedes encontrar información actualizada y un tanto más breve, en periódicos, artículos de blogs y páginas web, entre otros.

4. Organiza, clasifica y planifica.

¡Sí!, esto ya fue mencionado. Haz una lista con todos los libros que deseas leer y luego clasifícalos. Distribúyelos y fíjate un plazo para cada libro, tomando en cuenta tu velocidad de lectura y tu tiempo. No te subestimes.

5. Toma notas.

Este es un paso que no todos realizamos. Ahora bien, tomar notas es un paso esencial ya que ahorra tiempo para consultas futuras y te ayudará a tener  las ideas claras.

6. Elige el momento y cumple tu plan de lectura.

Leer debe ser sagrado. Elige un momento, el que sea, y conviértelo en hábito. Debes leer todos los días que hayas elegido, preferiblemente a  la misma hora. Si surge un imprevisto, pues intenta leer en otro momento pero no rompas el hábito.

Una recomendación es dedicar 30 minutos para leer antes de dormir a la noche.

7. Motívate.

Como seres humanos que somos la motivación viene y va, y somos nosotros los encargados de mantenerla viva, por lo que una recomendación que podemos darte es concederte un gusto o un antojo, cada vez que cumplas con leer un libro de tu lista. Así mantendrás una idea positiva de lo que significa lograr el próximo objetivo.

8. Mide tu progreso.

Esta es otra forma de motivarte y de analizar qué tan productivo es tu plan. Para esto puedes utilizar un diario, hacer una lista en una libreta, o en aplicaciones digitales que te permiten registrar y simplificarte la vida.

Realmente son pautas fáciles; lo difícil es cambiar los hábitos y rutinas. Para tu consuelo, recuerda que TODOS (¡Sí! TODOS) contamos con el mismo tiempo. Es solo aprender a organizarnos.

Como estamos conscientes de que puede resultar difícil hacer un plan y ajustarnos a él, te hemos preparado una herramienta GRATUITA para que empieces a organizarte. Se trata de una plantilla de monitoreo de lectura mensual para que empieces a lograr tus metas. Pulsa el siguiente botón y descarga tu plantilla.

monitoreo | plan de lectura

¿Qué te han parecido estas recomendaciones? ¿Las pondrás a prueba? Cuéntanos en los comentarios.

 

COMENTARIOS

Si te ha gustado este artículo ¡Compártelo! Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin