Saber realizar un buen resumen puede darte muchos beneficios tanto en el mundo laboral como en tu mundo académico y profesional.

¿Eres estudiante, bloguero o escritor amateur? Conoce los pasos esenciales para realizar un buen resumen en este artículo.

DATO CURIOSO - RESUMEN - INKtelligenz - Servicios Editoriales - Santo Domingo

Antes que todo, destacaremos la definición de resumen y su propósito.

Según la RAE, un resumen es la exposición resumida de un asunto o materia.

Resumir es reducir a términos breves y precisos, o considerar tan solo y repetir abreviadamente lo esencial de un asunto o material.

El propósito del resumen es transmitir al lector las ideas principales o más importantes de un tema o texto.

La longitud de este dependerá del texto elegido y la complejidad de palabras, siempre y cuando cumpla con la regla esencial: destacar las ideas y detalles importantes de un texto .

 

También te gustará “10 Recomendaciones Para Redactar Mejores Blog Posts” en colaboración con @thekeyitem.

 

Ya tienes el objetivo y propósito en tu cabeza. Ahora te preguntarás, ¿qué es lo primero que debes hacer?

1. Hacer un lectura comprensiva del texto.

Esto significa que solo debes leer (varias veces si es necesario) e intentar captar las ideas en tu mente sin subrayar ni anotar nada para comprender la idea original del texto.

Nota: Este paso es muy importante para evitar simplemente copiar lo leído y para aclarar tus ideas.

2. Comprender lo leído.

Luego de leer varias veces, asegúrate de haber comprendido el texto que vas a resumir. Este es otro paso importante a la hora de hacer un resumen.

3. Evaluar la importancia

Identifica esos fragmentos importantes que consideras que plasman las ideas más esenciales y que a la hora de resumir el texto permitirán que el mismo siga teniendo sentido y transmitiendo el mensaje.

Nota: Puedes tomar papel y lápiz para anotar o esquematizar aquellas ideas que te van surgiendo y que no deben faltar en tu resumen.

4. Priorizar y descartar

En este paso, debes elegir lo que va a permanecer y lo que vas a descartar. Ten pendiente que muchos textos tendrán ideas que parecerán importantes pero es bueno que releas, subrayes (si es necesario) e identifiques, de acuerdo al propósito y objetivo del texto, lo que es realmente importante.

5. Redacta y exprésate

Si realizas los puntos anteriores significa que estás preparado para este paso. Es el momento de expresar con tus palabras lo que has entendido. Recuerda tu esquema y organización de las ideas, y que las mismas formulen párrafos cortos pero sencillos que ayuden al lector a entender el texto original. (Si necesitas una guía de apoyo para redacción te incluimos una plantilla descargable totalmente gratis para ti. Haz click aquí para descargar).

 “Escribir es un oficio que se aprende escribiendo”. – Simone de Beauvoir.

Recuerda que la práctica te convierte en experto. Inténtalo una y otra vez hasta lograrlo.

Si conoces a alguien que pueda aprovechar estos consejos, compártele este artículo. ¡Esperamos tus comentarios debajo!

¿Quieres leer más artículos como este? También te puede interesar: ¿CÓMO CREAR UN PLAN DE LECTURA? + PLANTILLA DE MONITOREO

COMENTARIOS

Si te ha gustado este artículo ¡Compártelo! Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin