¿No te ha pasado que pasas más de cinco horas o toda la noche estudiando, pero no retienes nada de lo que has leído? Si te ha pasado, probablemente, necesitas prestar más atención a tu cuerpo y cerebro para poder estudiar de forma correcta.

Por esta razón, pensando en ustedes, lectores que estudian, hemos creado este artículo.

Hay muchos factores que intervienen en este problema, pero con mucha constancia y práctica, tiene solución.

Lo primero que debes revisar es tu entorno y tu horario.

  • Tu entorno:

Muchas veces elegimos el lugar equivocado. Si sueles estudiar en un lugar incómodo o lleno de ruido, con muy mala ventilación y poca iluminación, es posible que no logres tu objetivo de estudio. ¡NO será posible que retengas lo suficiente porque no es un entorno óptimo para el estudio!

Lo recomendable es que analices las áreas de tu casa, o de cualquier lugar que puedas frecuentar que tengan buena iluminación, que sea lo suficientemente cómodo para estudiar sin distracciones y comienza estudiar allí. Analiza cómo responde tu cuerpo y tu mente al estudiar en este lugar, y si te funciona, haz de ese tu lugar sagrado.

  • Horario:

«Cada cabeza es un mundo»… Seguro has escuchado esto miles de veces. En este caso, no es la excepción. Lo que queremos decirte con esto es que NO intentes estudiar como lo hace alguien más.

Es cierto que a veces funciona probar hábitos nuevos que le dan resultados a tus colegas y compañeros de clase, pero una vez notes que no logras lo que deseas, debes continuar con otra técnica sin forzarte.

técnicas de estudio - inktelligenz - servicios editoriales - republica dominicana

Bien. Ya conoces las variantes más importantes a la hora de estudiar.

Pero… ¿cuáles son las técnicas que te ayudarán a estudiar mejor y triunfar en tu proceso de aprendizaje? Para nosotros, son las siguientes:

  1. Tomar apuntes
  2. Subrayar
  3. Lluvia de ideas o «Brainstorming»
  4. Ejercicios con casos prácticos
  5. Test
  6. Enseñar lo que has aprendido

 

Todas y cada una de ellas juegan un papel importante para adquirir conocimientos y en la mayoría de los casos, combinarlas es lo ideal para aprender de forma correcta. Todo va a depender del tipo de persona que seas (tus necesidades, gustos, etc.).

Tomar apuntes consiste en «resumir» el texto con tus palabras de modo que tu mente capte la idea mientras vas anotando e interpretando a tu modo. Esta técnica, junto a subrayar, es de las más recomendadas y utilizadas en todo el mundo por todas las edades.

También te gustará: Cómo crear un plan de lectura + Plantilla de monitoreo 

Otra técnica es la lluvia de ideas o «brainstorming». Es un método increíble ya que puede ayudarte tanto de forma individual como en grupo.

Ayuda mucho a resolver dudas y sobre todo a entender más a fondo el tema que necesitas aprender. Consiste en plasmar tus ideas sobre un tema en específico. Estas ideas pueden ser plasmadas como palabras, oraciones completas e incluso como demostraciones visuales.

Los ejercicios prácticos también son súper importantes en el proceso de aprendizaje. Para ciertas áreas y temas debes poner en práctica lo que has aprendido teóricamente.

Por otro lado están los test o exámenes, que son ideales para practicar lo aprendido horas antes de tomar un examen o ejecutar lo aprendido. Los test te ayudan directamente a identificar cuáles temas necesitas reforzar.

Por último, y no menos importante, está enseñar lo aprendido. Se asimila a la técnica de brainstorming (que mencionamos antes). Puedes hacerlo con colegas o compañeros, e incluso familia o amigos. Luego de haber estudiado, le enseñarás los conceptos a los demás como si fueras un profesor.

Posiblemente ya conocías estas técnicas pero tal vez no sabías cuáles eran sus funciones específicas.

¿Agregarías otra técnica a la lista? Escríbenos debajo lo que piensas y cómo pones en práctica estas técnicas. Recuerda que al compartir tu experiencia ayudas a otras personas. #SharingisCaring

 

COMENTARIOS

Si te ha gustado este artículo ¡Compártelo! Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin